Con batas y a lo loco: Guadalhorce’s blues

You may also like...

4 Responses

  1. ALyCie says:

    Nostalgia; que debe ser un dulce dolor del nos, aunque tal como lo refieres debe ser vostalgia, dolor del vos.¡Tonterías se me ocurren!¡Salud!

  2. El valle del Guadalhorce ha cambiado tanto que parece otro sitio. En los 80 ir de Marbella a Malaga seguia siendo una odisea; nos faltaban carreteras y sobraban coches. Yo iba mucho a la capital, mi novio por entonces estudiaba la carrera que nunca ejerció. Que tiempos!!!!

  3. AM says:

    Dicen que hay profesionales de bata (laboratorio) y otros de bota, o de campo, también llamados rústicos, que salen a confrontar al mundo y en tiempo real todos esos sofismas. Aunque yo conozco a unos cuantos que son aún, de alpargata…Así, vamos intentándolo e inventando. Buen relato.

  4. Lula Towanda says:

    El día 1 de agosto hizo 28 años que nos invistieron con la bata blanca. Llegaste al trabajo vestido de paisano, ibas la mar de moderno con tus chanclas, tu polo por fuera del pantalón y tu bolsa de lona en bandolera. Todo un innovador, marcando tendencias.Muchas gracias por contribuir la la mitología de con batas y a lo loco.Delicioso post, muy evocador.Creo que Paco el del acordeón de papel se merece un post por si solo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *