Category: Ave María Purísima

elblogcomoreligion 32

El blog como religión

Actualizado el 3-1-2006 con aportaciones de El Profe (becerro de oro) y Julen (Eventos blog, los 10 mandamientos hay tantos sueltos por ahí…, los obispos, cardenales y el papa: los A-List bloggers España) El otro día comentaba Andrés en un post titulado Blogs ¿Herramienta o religión? que el blog era una herramienta y no una religión. Me hizo gracia la entrada y le dejé un comentario que ha dado pie a este post. Para un...

Francisco-Javier-e1385736073656 14

El divino impaciente

Contaba hace poco el profe que el pecado nacional es la impaciencia, aquí va una muestra de ello. Sor Eufrosina era de Navarra y su mayor deseo era servir a Dios en las misiones e incluso morir mártir. Se había preparado concienzudamente y había aprendido varios idiomas, aparte del euskera(1) que era su lengua natal. Pero sus superioras en vez de enviarla a convertir infieles la destinaron a mi internado y eso le causaba bastante...

syringa-vulgaris-fleur-600x450 15

El rosario de la aurora

Mañana 13 de mayo es la Virgen de Fátima. En ese día, en mi colegio, nos levantaban a las 6 de la mañana para rezar el rosario de la aurora. Hoy, su víspera, me he tomado en el trabajo el día libre para levantarme a esa hora para jugar un torneo de golf (he jugado muy bien). He sentido el frescor de las mañanas de mayo y me he acordado de este relato que escribí...

coro_niñas 15

El fracaso

El otro día pusieron en la tele la película “Los niños del coro” y me trajo a la memoria mi pasado musical… Cuando entré en el internado a la tierna edad de seis años no sabía lo que era el fracaso. Hasta ese momento era capaz de hacer todas las cosas que me proponía y podría conseguir todos mis objetivos a base de perseverar con pertinaz insistencia. La alta autoestima, unida a un fuerte carácter,...

lospecadoscapitales 6

Los pecados capitales

La infancia es una etapa de la vida que transcurre muy lentamente, que nos acompaña como una sombra toda nuestra existencia y nos va modelando en la medida que nuestros genes lo permiten. Por muy malvados que sean nuestros padres y preceptores siempre intentarán guiarnos por el camino de la virtud, mostrándonos la importancia de las Virtudes Cardinales y las Teologales, así como vencer los siete Pecados Capitales. Con el tiempo he ido olvidando estas...