Category: Expedientes-X

4

Periodo de prueba

Siempre que nos enfrentamos a un nuevo trabajo nos embarga la duda de si seremos capaces de realizarlo, pero cuando es el primero más que incertidumbre nos produce pánico no dar la talla. Esos primeros días nunca se olvidan y muchas veces condicionan para bien o para mal la vida laboral. Mis primeros días fueron muy decepcionantes después de la ilusión inicial de haber encontrado un trabajo tan interesante. Recuerdo mi mesa llena de aburridos...

4

El primer día

Cuánto me gustaría saber dibujar para poder plasmar la imagen de los cuatro jóvenes que estrenábamos trabajo tras superar las pruebas de Piñarás, el malvado jefe de personal de TECONSA, una de las primeras empresas en España de Telecomunicaciones e Informática. Tendré que recurrir al verbo preciso. Se podría decir que éramos un grupo diverso: PacoM, un ingeniero de buena familia con alto sentido de la etiqueta y el saber estar, Gasset, un ingeniero de...

4

El proceso de selección.

El 1 de agosto de 1980 me levanté a las seis de la mañana, tomé un autobús hacia el corazón financiero de Madrid y atravesé a las 6:55 el vestíbulo del edificio Iberia Mart I. Vestía falda y unos tacones de media altura que resbalaban por el rugoso suelo de pizarra de la entrada. Caminaba entre emocionada y nerviosa con la ilusión de los veintipocos años al iniciar un camino profesional. Había terminado la carrera...

17

El lado oscuro de Internet, maldito spam

Soy de natural confiada, tal vez porque he tenido la suerte de estar rodeada de buena gente. Cuando di mis primeros pasos en Internet seguí con el criterio de “todo el mundo es güeno” y hasta la fecha no había tenido que retractarme hasta este verano. En primavera dejé el blog en estado de hibernación (a pesar la caló) y me encontré con un par de sorpresas. La primera fue un spamer manual que me...

7

La broma

En aquellos años era costumbre gastar bromas tanto en fechas señaladas como de improviso. Cuando trabajaba con batas y a lo loco adquirí mucha experiencia en todo tipo de bromas, que solían ser del tipo pesadas y no aptas para cardíacos. La primera broma que preparé en el paraíso laboral fue un programita que corría en los MDS-80 bajo el ISIS Operating System y que simulaba formatear uno de los discos duros del servidor central....

6

El paraíso laboral

Aterricé en el edén laboral el primero de junio. Cuando llegué todos me estaban esperando. Carmela, mi ex compañera de COU, les había puesto al tanto de mi persona humana. Me dieron una vuelta por la empresa y presentaron a todos mis compañeros. Me causó muy buena impresión el ambiente de trabajo. Así se podría describir cómo era el paraíso laboral en mi primer año currando con rojos: Ubicación: El espacio, para el que trabajaba...

12

Currando con rojos

Estando trabajando en Almería y deseando volver a Madrid, recibí una llamada telefónica que me ofrecía un trabajo en una empresa de electrónica industrial. Habían contactado conmigo por medio de una amiga con la que había trabajado unos años antes. Ella había militado en el partido comunista y había pertenecido a la misma célula que uno de los propietarios de la empresa. Me pareció tan providencial esta oferta que abrí una ronda de consultas con...

17

El día de la Inmaculada

El día de la Inmaculada lo tengo marcado con una X. No sé qué fuerza misteriosa y recursiva me lleva a la lesión en esta gloriosa fiesta religiosa. El año pasado, este mismo día en Almería, sufrí una caída con consecuencia de fractura de colles. Este año, en Badajoz, se volvió a repetir la escena, afortunadamente con menos lesiones. A Dios pongo por testigo de que de ahora en adelante no salgo de casa en...

11

Atrapada en el tiempo

Leí el post de S.M. sobre el libre albedrío justo cuando no había transcurrido un día desde que el Destino se había reído en mi cara una vez más. Como Telémaco, estoy atrapada en la maldición de la piedra de Sísifo, que me encadena a una vida tan recurrente como la del personaje Phil Connors en la película El día de la Marmota. Me gusta ser dueña de mi vida, me irrita que otros decidan...

15

Asociación de ideas

Esperando la llegada del autobús que iba a Ayamonte oímos recitar a un pescador jubilado estas coplillas que suenan un poco trogloditas(1). María Manuela, ¿me escuchas? Yo de vestíos no entiendo, pero… ¿te gusta de veras ese que te estás poniendo? Tan fino, tan transparente, tan escaso y tan ceñío, que a lo mejor por la calle te vas a morir de frío . (verso completo aquí ) Mi prima Ali prestó atención a los...