Categoría: Expedientes-X

14

La seisdedos

A los que nos gusta observar y ver la vida desde afuera, a veces se nos presentan situaciones que nos llevan a mutar el cerebro por una moleskine para anotar hasta el menor detalle, aunque en este caso he tardado casi un año para retomar las notas que dejé en mi cerebreskine. Todo sucedió en la celebración del aniversario de la promoción de ingenieros a la que pertenece mi marido. La comida se celebraba en...

16

De Madrid al cielo

Dedicado a María, que con un comentario en el Síndrome de Almería II, me trajo a la memoria el slogan «De Madrid al cielo». No debe ser fácil llevar la cuenta de publicidad de los servicios funerarios. Aunque es un servicio que hemos de usar todos, nos guste o no, como está liberalizado no tiene más remedio que recurrir a la publicidad para captar a sus clientes. La agencia de publicidad creará una Marca para...

13

Cuando tienes una PDA

Cuando compras (o te regalan) una PDA, no te compras sólo ese pequeño asistente personal que llevarás cerca de ti y te acompañará a todos lados. Te compras un nuevo peldaño frágil y precario de ti mismo. Algo que es tuyo pero no es tu cuerpo y que suplirá varias funciones de tu cerebro. Te compras la necesidad de recargarla cuando la batería se agota, te compras la obsesión de mirarla constantemente, te compras el...

El síndrome de Almería II 11

El síndrome de Almería II

Aún me faltaban dos años para entrar en la tercera década y ya tenía mi vida encauzada. Había entrado en la fase de crecer y multiplicaros y ya éramos padres de dos hijos y uno en camino. Vivía de alquiler en una bonita y céntrica urbanización con piscina, disfrutaba de mi trabajo, en el que la penuria del salario era suplida por un aprendizaje continuo y por estupendos compañeros (a eso lo llaman salario emocional)....

21

El síndrome de Almería

Dedicado al mago Zifnab que se ha evaporado sin que me de tiempo a contarle el influjo de Almería en mi vida. Pensaba escribir cronológicamente la influencia de Almería en mi Destino comenzando por el post historia de una casa (una de amor), pero un suceso ocurrido recientemente le ha dado la vuelta a mi intención como a un calcetín. Empezaré por el final y bucearé en las raíces de mi extraño síndrome de Almería....

15

Red Babel

Hace casi un año hablaba de que las partes síncronas no son buenas. Siempre termino exhausta en estas fechas después de compaginar durante dos meses las clases de la Universidad con mi trabajo. Cuando el día no te deja un resquicio para nada que no sea una obligación es cuando cualquier imprevisto es una dulce tentación en la que se cae irremisiblemente como una mosca en el panal de rica miel. El jueves me encontré...

13

Risas

Hubo un proyecto en el que me divertía trabajando y en el que siempre teníamos motivos para reírnos. El bajo índice de incompetencia nos hacía muy productivos y el buen humor general limaba muchas tensiones. La mayoría de las crisis terminaban en risas y no dejaban rastro. Cuando nuestro proyecto terminó con gran éxito técnico sufrimos el castigo que se aplica en estos casos y comenzó la diáspora hacia otros proyectos. Afortunadamente esta diáspora no...

16

El congelador

Actualizado 8-1-2007: Veo que Telémaco en su post Queridos reyes magos-II me ha leído el pensamiento y hemos empezado el año con magia blanca. Brindo para que se alejen de nosotros los que nos hacen la vida difícil y que les vaya bonito. S.M. ha comentado en el post de espíritus digitales mi faceta “mágica” y ello me ha dado pie a que lo explique para desmitificar mi imagen de mujer racional que, como veréis,...

6

El Balduque

A falta de post, bueno es el fondo editorial. Rescato este relato al que tengo especial cariño por permitirme conocer a personas interesadas en el balduque, cada una por un motivo. Guardo un especial recuerdo de Harry van den Berselaar, residente en la ciudad que dio nombre al balduque y que me envió el texto de una conferencia que dio en su ciudad sobre El milagro en Empel. Tiene especial merito porque realizó un interesante...

17

La paella campera

En el último post del blog un pequeño experimento de mi amiga virtual María comenta que para el fin de semana se le avecina una paella en barbacoa. Esto me ha traído a la memoria algo que escribí hace tiempo y al releerlo me ha dado la risa tonta y he pensado que a vosotros también os podría hacer gracia. Todos tenemos en lo más profundo de nuestro ser cierta querencia por las costumbres domingueras,...