Category: Reflexiones

el_dinero_mata 0

Paseando el sacromonte

Mi madre se enamoró de Rafael Villoslada con dieciséis años. Para ella, él era perfecto. Pintaba retratos al óleo, bailaba tangos, era oficial del ejército y tenía unos ojos azules y una sonrisa que derretían a cualquiera. Vivieron un noviazgo de cinco años por carta. Por último, ella se enteró que Rafael tenía una querida. No una aventura pasajera, sino una relación estable con una gitana del Sacromonte con la que convivía. Siempre le oí...

exito1 4

El “naufrago en el mar del éxito”

El conocido psicólogo americano Abraham Maslow, gran impulsor de la psicología humanista, encontró un viejo texto cuya portada mostraba en su parte superior a un grupo de niños sonrientes y llenos de vida y en la inferior a los viajeros de un vagón de metro, abatidos, tristes, cansados. El pie decía: ¿Que ha pasado?. Desde aquel día su principal objetivo consistió en tratar de ayudar a los demás a vencer los miedos personales que se...

emilio_vargas_2 14

I+D old fashion

Gracias a N.R. por permitirme ilustrar el post con esta maravillosa fotografía suya El edificio donde trabajé muchos años y en el que dejé enterradas tantas horas de mi juventud pasará a tener otro uso. Los tiempos cambian y las empresas ya no quieren invertir en futuro (I+D) sino sobrevivir el presente gastando poco (comprando en Asia). La mayoría de mis antiguos compañeros de I+D han sido debidamente empaquetados y vendidos por el artículo 44...

rioBarbate 0

Elegía a un mocito viejo

“¡Estás más volá que una candela de papeles!”, me decías. “¿Tú eres tonta o has comido bolitas?” Me decías. “Esa jibia de choco ¿la has hincado en el arriate para ver si te crecen choquitos?” me decías. Y aunque no me lo decías te gustaba verme reír. Sí me dijiste muchas veces que no te gustaba verme llorar. Yo te decía que me gustaba oírte cantar. Algo que sólo hacías en medio del monte y...

el-nido 0

El nido

Volverán las oscuras golondrinas, en el patio sus nidos a colgar…. Cuando me disponía a limpiar el patio de la casa del soltero de las huellas que dejaron el otoño, el invierno y la primavera, mi menguado sentido del oído descubrió unos rítmicos pío-pío que procedían de un nido colgado de la pared, en un oscuro rincón debajo de la escalera del patio. Del nido sobresalían cuatro diminutos picos que demandaban su comida sin descanso....

La otra cara del miedo 18

La otra cara del miedo

Hace poco pude asistir a una magnífica clase de Master que impartió Pilar Jericó sobre el Miedo vs. NoMiedo que me hizo reflexionar y decidirme a escribir sobre la otra cara del miedo que es la risa. Según el análisis de Pilar los cuatro jinetes del miedo son: La agresividad que cabalga sobre la inseguridad y la falta de confianza en uno mismo La huida cuya montura está presta a escapar ante cualquier compromiso La...

Solo ante el buffet 11

Solo ante el buffet

El occidente, tan acelerado y tan moderno, no valora la sabiduría de los años. Es el oriente el que sabe dar la importancia que se merecen las personas de edad. No puedo por menos que dar la razón a los orientales porque siempre he considerado que la sabiduría es el fruto de los años. Siento debilidad por las personas longevas y no puedo evitar observarlas cuando me cruzo con ellas. Ir acumulando años implica pagar...

Toda orejas 14

Toda orejas

Me gusta escuchar más que hablar. Mi predisposición a la escucha es constante y no se limita a mi familia y amigos, se extiende a toda conversación que a mi oído llegue. La sabiduría popular dice que “el que habla siembra y el que escucha recoge”, ergo esta inclinación denota mi perfil recolector, más que el de cotilla con el que algunos mal pensados lo podrían confundir. El tipo de conversación está en función del...

10 placeres veraniegos gratis 14

10 placeres veraniegos gratis

Las primeras lluvias y los fríos que anuncian el otoño no han borrado mis recuerdos veraniegos, por tenerlos recientes, y sobre todo, porque los escribí en la HTC Touch para cuando tuviera ocasión de publicarlos en el blog. Este año “Las circunstancias”, de las que hablaba D. José Ortega y Gasset, han dado un golpe de timón y mi “yo” ha disfrutado de la playa en las postrimerías del verano, por ese motivo van con...

Tragaderas 11

Tragaderas

Cuando era pequeña atravesé una mala racha de salud y perdí prácticamente el apetito. Mi madre preocupada por mi delgadez intentaba sobrealimentarme con mil trucos. Uno de ellos consistía en poner una yema de huevo en mi leche con colacao que era una de las pocas cosas que tomaba sin mostrar aversión. Cuando la leche con colacao venía con compañía, veía con animosidad las amarillas briznas de yema flotando en la superficie de la leche...