Quiénes somos

Consejo Editorial
Lula:
escribidora de relatos en ratos libres y bajo el lema de lees, luego disfrutas. Aunque no atendió de pequeña a las clases de gramática ni le dio por escribir diarios íntimos, y aunque en su vida laboral solo haya escrito ásperos documentos técnicos, a la vejez viruelas: le ha dado por desahogarse por medio de la escritura y para su sorpresa parece que va teniendo lectores asiduos. Es la coordinadora general y editora
Mabeco:
Aunque reniega del retrato psicológico y no le gusta definirse a sí misma, para saciar la curiosidad de los lectores, os diré que atesora un rico anecdotario junto con un sutil sentido del humor. Su colaboración en estas páginas dejará pálidos de envidia a los agentes Fox Mulder y Dana Scully que tendrán que venir a beber de esta fuente para enriquecer sus guiones. Es la tesorera (por ahora esta gestión le lleva poco tiempo dado que la hucha está vacía)
Lucky Luke:
Caballero de la tierra de Cid, siempre dispuesto a ayudar altruistamente a las editoras en apuros. Tan rápido como Lucky Luke corrigiendo los relatos y sin su cigarro (light) que ya he conseguido abandonar. Desde finales de septiembre de 2005 ha dejado de ser fumador activo (que no pasivo), y es una de las cosas que más alegría le está proporcionando últimamente. Es el redactor jefe.
Redactores
jefe en excedencia (por orden cronológico)
S.M.:
(no confundir con Su Majestad), oriunda de Sevilla, está dotada de un fino espíritu crítico que no se corta ni un pelo en manifestar. Además de escribir, soporta la carga de corregir los escritos de Lula, sumamente defectuosos en puntuación, y aporta siempre ese contrapunto de exageración tan andaluz, enriqueciendo siempre los escritos de esta página. Es redactora jefe en excedencia..
Carlitos:
La precisión y el rigor son sus señas de identidad. Estas cualidades son tan apreciadas y necesarias en la Sección como denostadas en este mundo cruel. Siempre le agradeceremos su colaboración altruista no sólo poniendo los puntos sobre las ies, sino enriqueciendo los escritos con su fino humor castizo. Es redactor Jefe en excedencia.
Redactores (por ordenalfabético)
Alexiasasha:
Una mujer que busca y a veces encuentra. Quiere hacer muchas cosas, quiere seguir viviendo. Todo le gusta, todo le llama la atención. Una de cuatro hermanas mexicanas. En su reciente viaje por Madrid se sintió identificada con el nombre de la taberna de la foto de la derecha, en honor a una Infanta española de escasa nariz pero con buen olfato para la diversión.

Ayrsayle:
Ayry para los amigos, es la joven cachorrilla de 20 años que tiene Naela, gata de nacimiento y de corazón, amante de la literatura fantástica y de los peluches. Empezó a escribir a los 8 años, y desde entonces, parece que no sabe parar de hacerlo. Con un carácter infantil y despreocupado, actualmente estudia animación en una escuela de dibujo, ya que también le encanta dibujar y le gustaría dedicarse a ello. Fanática de los juegos y videojuegos de rol, de los animales y sobre todo de los gatos (podría pasarse horas y horas hablando sobre los mininos). En sus largas travesías por el Metro, le gusta escuchar a Rhapsody o a Blind Guardian, y dejar volar su imaginación con la música, que no es poca, mientras su portaminas va trazando poco a poco dibujos fantásticos de criaturas que no vemos en éste mundo. Espera algún día, poder liberar su poder interior, o dicho de otra forma, sacar todo el lío de su cabeza y acabar plasmándolo en un libro y transmitirlo a quien esté dispuesto a leerlo.

Blanca:
Joven y erudita (según su madre, gran promesa del pensamiento español). Conversadora infatigable, que para evitar que se le agoten los contertulios, es capaz de hablar en varios idiomas.
Brain:
Alta concentración de materia gris. La cigüeña se equivocó dejándolo en España y desde entonces arrastra su problema de pasaporte. Numero 1 de promoción en una Escuela Superior de Ingeniería y el último de la fila en el servicio militar. Casi se queda a trabajar en U.S.A, pero no estaba de Dios y ahora pertenece al Ilustre Cuerpo de Innovadores de I+D+i=0.
Chica Gato:
Es extremadamente ágil y sobrehumanamente fuerte (sobre todo para soportar plastas), puede ver en la oscuridad y detectar peligro (funciones desarrolladas en su época de miope), tiene un sentido infalible de la dirección (menos cuando se pierde), y la capacidad de seguir un olor (sobre todo si es malo). Anhela comer pescados, es cínica e incorregible.
Darth Vader:
Músico metido a Ingeniero al intentar descubrir la esencia del sonido. A partir de ahí sobreviviente en la jungla urbana y administrativa. Mucha gente lo ve como un frio guerrero tecnológico por lo que se sorprenden cuando descubren que hay vida más allá del bit. En resumen, cronopio venido a fama para conseguir que el mundo siga girando.
Delfín:
Voy con los ojos abiertos intentando comprender qué es la vida. A través de los poemas atrapo pequeñas pinceladas de este maravilloso misterio. Tengo dos hijos y me siento con ellos como si fuera un pastor de gatos. Con mi compañera: compañero. Y todavía me levanto con ilusión para ir a trabajar… de momento.
ErwinFoskyto:
Lo suyo es la crítica desapasionada del arte que llega directo al corazón del pueblo. No confundir con Erwin Panofsky, nuestro Foskyto tiene mucho más fósforo en el cerebro.
El forense:
Llamado así por su tendencia a la disección de problemas. No le anda a la zaga en sus brillantes deducciones a ninguno de los miembros del CSI, incluido Gil Grissom. Una vez diseccionado el problema es capaz de diseñar las más ingeniosas soluciones, como se podrá comprobar
en sus relatos.
Elprofe:
Aunque le hubiera gustado ser Corto Maltés, su hábitat es más pequeño: nacido en Madrid y residente en Barcelona. Ingeniero de Teleco y exsargento de milicias, aburrido de las
reuniones y los vaniloquios propios del mundillo de la gestión de proyectos, se aplicó lo de “a la vejez, viruelas” y actualmente se divierte reeducando a post-adolescentes en la universidad
a cambio de un sueldo de los del Estado. Como de pequeñito quería ser escritor, pero a la vez tenía por costumbre comer todos los días, se aplica a esta disciplina como entretenimiento de ratos muertos.
Tiende a la crítica mordaz, y consigue divertirse diseccionando la bajeza y ridiculez del común de los mortales, entre los cuales se incluye.
FoN:
ingeniero por convicción (aunque de los de corbata,como le define Lula) y escritor por opción. Apasionado del buen uso del lenguaje, se define a si mismo como “mejor escritor que orador“, aunque en su vida diaria tenga que hacer ambas casi por igual. Apasionado de las relaciones humanas, de la gestión
de equipos y de todo lo que tenga que ver con la tecnología (sobre todo en temas de seguridad de redes). Colabora con esta web por convicción y es autor de otra un poco más personal (ver mi blog Al ritmo que marca la vida). Espera que los lectores queden satisfechos con sus escritos y que no sean tímidos
y le den feedback.
Fred Flintstone:
Bajo su pétreo nombre se esconde un corazón grande y tierno. Es un caballero andante que cambió el rucio por la bicicleta, el yelmo de Mambrino por el casco de ciclista y la armadura por el maillot. Cuando sube las cuestas lo hace para mayor gloria de su señora Naela, colaboradora también de la Sección Femenina.
Juanel rondeño:
Ni torero ni bandolero, es todo un caballero. Aplica la paciencia oriental a todas sus actividades, buscando siempre la perfección. Ojo crítico e ironía en la punta de la lengua que a veces se le escapa y sorprende. Siguiendo los pasos de Carlos I, de Alemania pasó a Valladolid, pero me da a mi que no se retirará a Yuste.
Karuna:
Cuando con cuatro años escuchó a una profesora decir que había un lenguaje que servía para comunicar los sentimientos, que expresaba lo que no se podía ver o tocar, supo que su vocación eran las lenguas. Desde entonces no ha parado de investigar y de estudiar, desde las lenguas más cercanas hasta las más lejanas. Ahora está matriculada en la Universidad de El Cairo, donde está estudiando 3º de árabe.
Siempre le gustó el arte y se metió de lleno en la pintura y la música, aunque las letras hayan ocupado su mayor tiempo. Viajar no es un hobby, Karuna lo utilizó para practicar todos los idiomas aprendidos. Y… más difícil todavía: no se conformó con ser madre, sino que lo hizo por triplicado. La verdad es que no tenía intención de buscar lo retorcido, sino de conservar ese sentimiento de sorpresa que se siente al ver algo nuevo. Siempre hay algo nuevo que aprender. Cada día es nuevo, muy nuevo para Karuna. Le gusta llamar a su marido su novio, por el sentido de “nuevo cada día” que conlleva esa palabra.
:
La tía Chaty
: Gaditana de nacimiento y corazón aunque criada en Bilbao y Barcelona, todo un canto a la España de las Autonomías. Siempre se llamó Chaty pero, gracias a la dedicación de sus cinco hermanos (22 sobrinos), ha pasado a ser La Tia Chaty, contadora de cuentos oficial de la familia e inventora del cuento elástico porque tiene la rara habilidad de hacer que los cuentos se acaben cuando el niño termina el plato. A veces se disfraza de La arpía. pero eso es otra historia.

Lica:
En realidad su nombre es María Angélica, pero sus amigos españoles la bautizaron Lica, y lo adoptó. Nació en Buenos Aires y ama este país que tanto nos duele. La Facultad de Filosofía y Letras la ha visto deambular por sus aulas y le abrió el corazón a la vida. Trabaja para ONGs y ama el arte en todas sus formas. Su lema: “Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr” (Einstein).
Ahora, internauta adicta.
Marta:
Nació en Marbella, donde afortunadamente reside y piensa seguir residiendo. Compatibiliza una familia con dos niños pequeños con su actividad laboral y aún saca tiempo para navegar por Internet e iniciarse en la escritura. Al igual que lula, tampoco atendió mucho en las clases de gramática, pero gracias al corrector ortográfico del word y a la perspicaz mirada S.M. seguro que no
encontraréis nada incorrecto.
Miguel Arribas:
Nacido en Toledo, de progenitores canario y extremeña. Mostré desde pequeño un gran interés por la literatura que me hizo caer en cursiladas tales como escribir un diario íntimo, imitar a Eugenio D´Ors, componer un soneto que dio letra al himno de mi colegio—HH. Maristas- y presentarme, siendo un adolescente a unos Juegos Florales, que por aquellos años— léase prehistoria– estaban dando, desgraciadamente sus últimas floraciones.

Ex alférez de las Milicias Universitarias, médico y durante unos años Profesor de Historia y Teoría de la Medicina en el Departamento de Psiquiatría de la UAM, he tenido la osadía de ser redactor jefe de Cuadernos de Medicina Psicosomática , de la Fundación Archivos de Psiquiatría, publicar quince títulos dedicados a temas psiquiátricos e históricos— editados, en su mayoría por la Industria Farmacéutica- y colaborar, con cerca de cuatrocientos artículos, en diversas revistas médicas.

De todo ello, sumido ya en la juventud que me proporcionan mis primeros setenta años, lo que más me apetece es seguir manteniendo “viva” una página de Noticias Médicas , titulada Fauna Humana, que escribo desde febrero del 2002, y que me ha permitido la suerte de contactar con vosotros.

Aunque me persigue la frase evangélica de “ ver la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio”, no puedo resistirme a diseccionar obsesiva y psicológicamente al “personal” que nos rodea.

Soy un acaparador insaciable de libros. Independientemente de los profesionales y las actualidades editoriales—pocas–dispongo de algunos títulos del XVIII y una colección de obras –heredada– de los siglos XIX y primeras décadas del XX.

Los fines de semana mi mujer y yo los dedicamos a recibir a la familia, soportar a nuestro perro–un mastín castellano–,y cortar el césped del jardín de la casa que habito en las proximidades de El Escorial. De cuando en cuando y durante la temporada veraniega nos trasladamos a un pequeño pueblo segoviano donde poseemos la casa donde estuvo ubicada una antigua botica creada a finales del XIX.

Allí paso muy buenos ratos—“menosprecio de corte y alabanza de aldea”– hablando con sus sencillas gentes—vaqueras que ponen a sus vacas nombres extraídos del santoral, octogenarios que llevan a sus galgos a correr más allá de las antiguas eras–y buscando la compañía de los dos pastores del pueblo que aún se resisten a abandonar sus ovejas y sus perros, etc., etc.

MónicaMejía de Uriarte:
Mexicana de Puebla, güera y estudiante de postgrado en Madrid. Escribe cuando está triste, por eso el día 11-M volcó sus sensaciones en su primer relato desde que llegó a España.
Muxfin:
Nacido en Barcelona, casado y con dos hijas. Once años trabajando en una multinacional de Telecomunicaciones hasta que cumplió treinta años y le dio por preguntarse ¿quién soy? ¿qué
soy? ¿qué quiero ser?. Se fue a hacer las Américas para buscar respuestas y recaló en México. Durante seis años estuvo realizándose como persona y profesional entre videojuegos y equipo
optoelectrónico hasta que regresó a España. Desde entonces permanece colgado de la telecomunicaciones (como se aprecia en la foto de al lado) y “recurvandose” continuamente.
Naela:
Nacida en Madrid hace 44 años, pasa su juventud entre la Enseñanza de la natación y el Teatro. A los 26 años.old, deja la capital para emprender una aventura rural que termina 15 años
después junto con su matrimonio. Regresa a su Ciudad natal con sus dos hijos, de esto hace ya tres años. Actualmente, sigue buscando un sitio en el mundo laboral, vive con su nueva pareja, trabaja en un comercio y estudia 3º de Inglés en la Escuela Oficial de Idiomas.
Rebecuqui(nombre de guerra en Matrix y en la ficción desde hace años):
Asturiana, 35 años, residente en Tenerife tras mucho ir y venir por “ahí fuera” estudiando, trabajando o haciendo simplemente el indio. Capaz de probar todos los inventos y dietas milagrosas del mundo, sobre todo si se las recomienda su madre (que por otro lado es su fan número uno para la que el mundo aún no ha descubierto el potencial de su primogénita), todavía no sabe que con un poco de ejercicio y cerrando la boca a tiempo se consiguen más resultados. Le gusta leer, pasear al perro, escribir lo primero que se le viene a la cabeza sea de lo que sea o de algo que le acaba de suceder, ver pelis porque la tv ya no da para más y decir muchos tacos, porque cree que así proyecta más firmeza.
Sonia:
Es la benjamina de la sección, nos ilustra la página con su juvenil talento. Su descripción, como no, es gráfica que es como mejor se expresa
Tigre:
se identifica desde niña con ese coraje por explorar aun en terrenos desconocidos, muy leal y dotado de una fortaleza en el corazón. Como felino travieso y curioso también sabe meter las narices donde no debe, en ese afán de transformarlo todo en un mundo de instinto que acierta; vive libre sin leyes, solo hay una en su reino: persevera hasta atrapar su presa y hace suya la gloria.
Tilym:
Pasajera en tránsito (no se sabe a dónde). Intenta controlar su naturaleza inquieta y desordenada con una impronta profesional rigurosa y ponderada. Tiene suficientes años como para pensar dos veces las cosas y no tantos como para no dejarse arrebatar por pasiones desbordadas. Adhiere existencialmente al sufro luego escribo, pero duda sobre el leo luego disfruto. Escribe por necesidad y sin ánimo de socializar.
Toke de fuego:
Caballero mexicano obsesionado con salvar princesas, aunque casi siempre las princesas acaban salvándolo a él. Cara de niño bueno en un cuerpo de gimnasio y aun así inspira mas ternura que respeto a decir de sus amigas que les parece un oso de peluche gigante. En sus ratos libres tiene la manía de hablar con las musas de su jardín y copiar las historias que le dictan al oído para publicarlas en este sitio, sin nunca pagarles derecho de autor, por lo que espera una demanda de un momento a otro. ¡Ah! y se hace pasar por programador analista para no levantar sospechas.
YolandaBellod:
Nombre real, ya que no le gustan los seudónimos. Es maestra, casada y madre de un hijo de 16 años. Le encanta leer, pasear, ir al cine, y escribir, pero no tiene mucho tiempo para ello. Con el paso de los años se ha aficionado al ejercicio físico y procura cuidarse lo justo para estar bien sin caer en las garras de la estupidez (cirugía, implantes, abusos…)