Molinos de Viento

Molinos de Viento

En una plataforma de blogs, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que publicaba un informático de los de tweets abundantes, blog antiguo y gran posteador. Entregose con vehemencia a la Red por poner en práctica sus conocimientos técnicos y de paso vencer a la melancolía de los muchos disgustos que le proporcionaba su equipo colchonero.

Diole a nuestro bloguero por dar amparo tecnológico a aquellos que, bien por ser muy inexpertos o poco hábiles en las lides de los recursos web, precisaban de ayuda para personalizar su espacio virtual. Fueron tantos, tan grandes y tan buenos sus consejos que su fama fue extendiéndose por la faz de Internet, llegando a alcanzar, años ha, la élite de los TOP 10 de technorati, mientras que algunos A-list bloguers de su lugar, verdes de envidia, le negaban el mérito por publicar en aquellos espacios.

A sabiendas de que publicaba en una plataforma de blogs que no gozaba de fama en la más rancia blogosfera, mantúvose firme en sus convicciones defendiendo su espacio de publicación contra los malandrines que pretendían enturbiarlo. Sucedió que los barros no vinieron de fuera, sino de dentro. Fueron los propios los amos de la plataforma de blogs los que empezaron a cometer tropelías al amparo de defender el orden y la decencia en los contenidos.

Moviendo sus enormes y torpes aspas tecnológicas, los amos de la plataforma de blogs iniciaron una campaña para cerrar los blogs que alojasen imágenes en las que se apreciase la desnudez en formas humanas. En su soberbia innovadora lo fiaron todo a la tecnología y detectaron como concupiscentes inocentes angelitos y cupidos que adornaban los blogs de las adolescentes. Nuestro bloguero envistió contra estos gigantes para amparar a indefensas jovencitas.

Andando más los tiempos y creciendo más la malicia, nuestro bloguero siguió el camino de la orden de los caballeros navegantes de Internet, para defender a las doncellas de las garras miserables de los pedófilos. Esta vez las aspas de los molinos le han arrebatado su lanza y de han dejado sin armas para ejercer el noble oficio de de bloguero andante.

Muchos e importantes blogueros se han hecho eco de tan gran tropelía sin que hasta el momento el gigante sin corazón (y también sin cabeza) le devuelva su blog a Marcelino Madrigal .

Enlaces relacionados:

Tíscar Lara Rosa Jiménez Cano M@K, el busca imposibles Mangas verdes

Referencias de Technorati

La historia del cierre del blog contada por Marcelino Madrigal

También te podría gustar...

12 Respuestas

  1. mmadrigal dice:

    Muchas gracias. Hasta me has hecho sonreir. Pero en esta historia soy mas rucio que Quijote

  2. María dice:

    Es increible. He estado leyendo los enlaces y todavía me parece más increible aún. Cierran el denunciante y dejan abierto el denunciado, con una excusa totalmente irracional. ¡Con la cantidad de menores que publican ahí!. Gracias Lula por hacernos llegar la noticia.Por cierto, ya sabes que tu eres una de esas personas a las que el blog me ha permitido «conocer, aunque sea virtualmente, que es gente increible a la que quiero»; y mis ojos son marrones, color miel. Besos

  3. Muxfin dice:

    El franquismo se apoyó en una censura miope que medía centímetros de escote, parece que no hemos avanzado tanto.

  4. ALyCie dice:

    Quien de prestado se viste, en la calle le desnudan. Sé que no es muy constructivo, pero, dejé blogspot de Google, por que estaba dispuesto a criticarles. Evito usar los productos de Microsoft, siempre que puedo. Ahora, estoy con wordpress, porque tengo mucho menos motivos de crítica.Hay que elegir el soporte.¡Salud y buenos alimentos!

  5. Echaba de menos a Miguela de Cervantes, ¡pero qué bien escribes, Lula! Lástima que el tema sea tan triste. Y digo yo: ¿qué les costaría a las grandes empresas hacer las cosas simplemente bien? Ánimo para Marcelino.

  6. Lula Towanda dice:

    mmadrigal: Me alegra que al menos te haya relajado la lectura del post. Creo que tiene buenos ideales y que luchas por ellos, por eso te veo dentro de la orden de la caballería.María: El caso de Marcelino Madrigal es un triste ejemplo de como la arbitrariedad también rige en Internet. Lo mismo te digo de lo mucho que me alegro de haberte conocido en Internet.Muxfin: Si, hemos dado un giro de 360º para estar en el mismo puntoALyCie Sabes que te tengo por sabio y que lo que tu dices también lo dice Richard Stalman. «Si quieres actuar libremente, toca esforzarse y buscar una hosting propio». Es un tema que tengo pendiente con el blog de la sección femenina.Es una pena que los recursos de Internet estén sujetos a la arbitrariedad del dueño.Con todo, te deberían dejar que rescataras tus contenidos. Al menos en la vida real capitalista cuando te desalojan te puedes llevar los muebles.M@k: Muchas gracias!!! No sabes lo bien que me suena lo de Miguela 🙂 pero ya quisiera. Me he releido tantas veces el Quijote que me sale fácil el plagio.Don Miguel dejó el listón muy alto para el resto de los escritores.

  7. Parece mentira que sigan pasando estas cosas. Se sigue matando al mensajero en vez de atacar el problema de una vez. Las redes me dan cierto pavor. Mis hijos pertenecian a dos de ellas,el mayor detectó en la del pequeño pedofilos y junto a unos amigos lo denunciarón. Parece que desarmarón el grupo, aunque como dice Mayor, mas peces hay en el mar Mama, muchisimos mas. Por mi parte darle las gracias a Madrigal por su valentia y su denuncia. Si todo el mundo hiciese lo mismo, tendrían que actuar si o si.

  8. Lula Towanda dice:

    Marbelli: Es una pena que las redes sociales les faciliten las cosas a los pedófilos pero más triste aún es que no se haga todo lo posible para pillarlos nada más que asomen sus garfios.Parece que la cosa sigue igual, mmadrigal cerrado y los sospechosos de pedófilos tal cualFirmin Tiempo sin saber de ti

  9. Te has autoplagiado con otro post, Lulita ;-)Es que Don Quijote da mucho juego 😉

  10. Lula Towanda dice:

    @davidbs: La ocasión lo merecería. Puede que use este recurso literario alguna vez más, tal vez para contar lo que pienso de Lamer, digo Yammer.

  11. @Lula Algunos le llaman EgoYammer 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.