El «naufrago en el mar del éxito»

El conocido psicólogo americano Abraham Maslow, gran impulsor de la psicología humanista, encontró un viejo texto cuya portada mostraba en su parte superior a un grupo de niños sonrientes y llenos de vida y en la inferior a los viajeros de un vagón de metro, abatidos, tristes, cansados. El pie decía: ¿Que ha pasado?.

Desde aquel día su principal objetivo consistió en tratar de ayudar a los demás a vencer los miedos personales que se oponen al pleno desarrollo de sus potencialidades, a su total realización.

Una situación que Maslow, acertadamente, denominó Neurosis de fracaso. Se trata de un auténtico miedo a llegar a alcanzar aquello que hemos vislumbrado como posible en los momentos de coraje y que más tarde en aquellos de debilidad nos hacen preguntarnos: ¿Quién?, ¿Yo?.

Otros autores han tratado de poner nombre a este tipo de neurosis. Sigmund Freud la definió como Síndrome del que naufraga ante el éxito y uno de sus discípulos Otto Rank, habló del “temor a enfrentarse, sólo, ante la vida”.

Yrving D. Yalom ha precisado que esta situación <<se observa muy especialmente en aquellos momentos en los que el individuo está a punto de alcanzar el éxito que ha perseguido durante largo tiempo>>.

En estas ocasiones, paradójicamente, en lugar de alegría se observa una sensación negativa y paralizante que  impide conseguir la meta propuesta cuando se está a punto de alcanzarla.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. lula dice:

    Me siento identificada.
    Algo me pasó en la infancia que no asimilé bien.

  2. Los psicoanalistas te dirían que intentes hurgar entre tus recuerdos infantiles en busca de alguna vivencia negativa y la eleves al plano consciente.
    Maslow por el contrario te aconsejaría, simplemente, que confíes plenamente en tus capacidades profesionales y afrontes sin miedo cualquier reto.

  3. rrio dice:

    Seguramente Maslow no era funcionario…

  4. Hola rrio:
    Afortunadamente para él y para la psicología, Maslow no era funcionario. Sus orientaciones psicológicas plenas de humanismo han ayudado a mucha gente a vencer sus temores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.