Secuestro en la Autoestrada

You may also like...

5 Responses

  1. Alucinante,por un momento he empezado a asustarme, temiendo lo peor, menos mal que la compañia os respondio, si no, os veo dando vueltas por Italia a lo loco.

  2. pablo dice:

    estos romanos están locos que diria obélix.

  3. Lula Towanda dice:

    Hasta ahora había visto la grúa como una salvación, después de esta aventura no volveré a verla de la misma manera. No creo que sea tan difícil cobrar a las compañías de seguros para tener que recurrir a estos métodos.En la M-30 cuando hay un accidente llega antes la grúa que la Policía. Debe ser un mercado muy competitivo.

  4. Fernando dice:

    Envíale esta historia a Mercero y podrá repetir el éxito de La cabina. Sólo que ahora será La grúa. Como dice Lula, no podré volver a ver una grúa de la misma forma que hasta hoy.

  5. karuna dice:

    Chisme cotilla: La verdad es que estabamos de paso por Italia y teníamos intención de llegar a Venecia a dormir; pudimos hacerlo por los pelos, ya que se hizo muy tarde con el retraso inexperado. La compañía de seguros se portó muy bien y no fue la última vez que tuvimos que echar mano de ella… ya contaré posteriores aventuras.Pablo: Esa es una frase que me trae muchos recuerdos…Lula: Has dado en el clavo; lo que aquel tipejo quería era el dinero… se le veía a la legua, y por no conseguirlo se le subieron los humos… ¡y de que manera! No he querido reproducir los improperios, pero fueron de lo más caóticos.Fernando: Coincidistes con Lula en lo de la película, y es que realmente fue una película. No fue tanto por la grua como por el italiano, que mis hijas bautizaron como “el pitufo gruñón”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *