El lejías

You may also like...

5 Responses

  1. Fernando dice:

    Ah, pues coincide exactamente con mi descripción.Pero claro, no hemos coincidido, así que será un imitador.

  2. Kotinussa dice:

    Cuando veo a mis antiguos compañeros de carrera o de trabajo, no puedo encontrar ni a uno que se conserve pasablemente. Lo que por otro lado es un consuelo para una, ya que debe ser un poco deprimente que al cabo de unos años parezcas la madre de los que fueron tus iguales.Yo creo que no me puedo quejar demasiado. Este último viernes quedé a cenar con un amigo a quien no veía desde hace años y lo primero que me dijo fue "estás estupenda; los años no pasan por tí". Independientemente de que hubiera cierto porcentaje de galantería en la afirmación, la moral me subió bastante, sobre todo cuando durante la cena saqué de la cartera una foto de hace años en la que estábamos los dos, y comprobé que él había envejecido a triple velocidad que yo, a pesar de ser una persona deportista y que se cuida. En cuanto vio la foto dijo: "Por favor, guarda eso que me deprimo".

    • Laura dice:

      Me has dadejo de piedra. No tanto por eso de la “tranquila y casi delicada mala leche”, que es algo de lo que no era consciente pero que poco a poco voy asumiendo, como por el hecho de que mi blog te resulte lo suficientemente interesante para mencionarlo aquí.¡Qué decir! Pues sólo se me ocurre que me siento muy honrada.

  3. Lupus Home dice:

    Hola de nuevo Lula. Pues despues de la descripción tan gráfica que haces del Lejías me estoy imaginando al RRedford vestido de granjero, pero en fin, nos dejas con la frustración de concretar la imagen…Yo, cuando me encuentro a un colega al que hace tiempo que no veo siempre le pregunto "¿cuantas pastillas tomas al día?" y habitualmente lo encajan bien…

  4. Lula Towanda dice:

    Fernando: Que callado tenías que te ponías pantalones marcando paquete 🙂Kotinnusa: El tiempo es muy caprichoso en la forma de pasar sobre nosotros. Creo que el sentirse joven por dentro hace que se note en el exterior.No me extraña que te respete porque no paras de hacer cosas.Lupus Home No, no era Robert Redford. Frio, frio.Te doy una pista. Cuando le decía al Lejías lo mucho que se parecía a ese actor me respondía:Es verdad, con lo jodidamente feo que es y se me parece. El Lejías se conserva en formol, juraría que no toma ninguna pastilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *