El proceso de selección.

You may also like...

4 Responses

  1. Hola Lula:
    Tu proceso de selección me ha hecho recordar–la “madalena de Proust”– mis primeros pasos,tratando de hacer compatible el ejercicio médico con el asesoramiento a una compañía farmacéutica.
    Solamente hay una pequeña diferencia: “mi tiempo” se remonta a los años sesenta.

  2. Rrio dice:

    Pues a mi me dijo el susodicho Piñarás:

    No has trabajado nunca antes. ¿Crees que podrás soportar la presión del trabajo diario?

    Inmediatamente supuse que no me querían contratar y que no eran capaces de decirmelo directamente. Algo así como “NO creo que seas capaz de soportar el ritmo de trabajo que te vamos a someter”.

    Menos mal que quien finalmente decidía la contratación no era el elemento ese… si no seguramente nunca habría conseguido entrar.

    • lula dice:

      Lo que disfrutaba Piñarás amedrentando y lo tiernecitos que éramos entonces. Ya podría.
      El jefe del proyecto entre Piñarás y el sueldo que nos podía ofrecer lo tenía crudo para reclutar. Menos mal que nuestra vocación de enredar era grande.
      Fue muy bonito mientras duró, con Piñarás y todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *