Etiquetado: internado

6

El sueño

Los dos primeros jinetes de la Apocalipsis, el hambre y el frío tenían una sola cara y era terrible. Sin embargo, el sueño tenía dos facetas, una buena y otra mala: cuando se dormía era placentero pero cuando el despertar era abrupto se quedaba enquistado hasta ser doloroso. En las familias cuando los niños se van a la cama no les suele faltar un beso e incluso un cuento, por las mañanas se les despierta...