El lado oscuro de Internet, maldito spam

Soy de natural confiada, tal vez porque he tenido la suerte de estar rodeada de buena gente. Cuando di mis primeros pasos en Internet seguí con el criterio de «todo el mundo es güeno» y hasta la fecha no había tenido que retractarme hasta este verano.

En primavera dejé el blog en estado de hibernación (a pesar la caló) y me encontré con un par de sorpresas. La primera fue un spamer manual que me llenó el blog con comentarios de viagra, sexo y otras lindezas. A raíz de esto empecé a moderar los comentarios. La segunda ocurrió en vacaciones, un lector bastante asiduo en este blog me envió un correo para que le eliminase de la lista de los comentaristas de la seccionfemenina. Como no leí su mensaje, montó en cólera y escribió algo insultante sobre mí en el muro de Facebook de una amiga, que me avisó de lo ocurrido. Cuando entré en el correo de la seccionfemenina estaba lleno de ultimatums del lector. Me sentí agredida y, aunque no tendría que hacerlo, busqué un acceso wi-fi decente para quitar el widget de los comentaristas del blog.

Tales hechos me hicieron reflexionar sobre la continuidad del blog al que le dedicado mucho tiempo, mucho cariño y muchos desvelos y que me estaba dando tantos sofocos.
Sin embargo, pudo más el lado sentimental y el seguir en contacto con los amigos y decidí continuar pero en una plataforma de blogs sobre la que tuviera más control. Elegí WordPress y pedí ayuda a loretahur para migrar los posts.

Instalé WordPress en el dominio http://seccionfemenina.com, que adquirí en el 2002 y en el que publicaba las páginas estáticas de la seccionfemenina 0.0. y el Wiki de Lulapedia. Tras los avatares propios de la instalación, migración de posts y puesta en bonito del blog, fui haciendo algunos ajustes pendientes hasta que me encontré con la sorpresa de que mi servidor había consumido sus 10 Gigas ancho de banda del mes. Como las estadísticas no justificaban tal consumo le pedí al soporte de mi hosting que me abriese la espita para ver qué había pasado.

A partir de entonces empecé a investigar y he descubierto que mi hosting, que pago religiosamente, estaba siendo utilizado por el lado oscuro de Internet. El mecanismo de usurpación era el siguiente:

  • Hay publicadas por todo lo ancho de Internet urls con el prefijo de seccionfemenina.com/wiki/..que indican que llevan a páginas de sexo y cracks (no sé por qué siempre van unidos)
  • Al pulsar estas urls, mi servidor web detectaba que no existían estos archivos pero en el directorio encontraba un .htaccess con una regla que le indicaba que en ese caso ejecutara un programa php. Lo que hacían estos scripts lo desconozco, están encriptados pero lo que si sé es que la que daba la cara en Internet y hacía de intermediaria sin saberlo era la seccionfemenina.com

El ataque lo habían realizado en el Wiki de mediawiki que lo tenía demasiado abierto y habían utilizado el directorio de las imágenes. El ancho de banda explotó porque al instalar wordpress asumía las páginas no encontradas y en vez de ejecutar el programa php enviaba la página 404, bastante pesada.

A pesar de haber roto el mecanismo sigue habiendo muchas peticiones. En mi hosting solo tengo acceso a los .htacces de los directorios y no he encontrado una regla para denegar el acceso a las extensiones que solicitan los piratas. He conseguido parar el tráfico de bajada dejando la página 404 a la mínima expresión y filtrando las IPs sospechosas.

En fin, es la guerra. He protegido todo lo que sé proteger y me estoy pensando qué hacer con las IP sospechosas.

A pesar de todo, seguiré escribiendo en el nuevo blog: http://seccionfemenina.com. Por favor, dejar los comentarios en la nueva ubicación

También te podría gustar...

17 Respuestas

  1. rafamontoya dice:

    Mucho ánimo contra esa Internet negra, y ¡enhorabuena por el nuevo site! Te ha quedado muy muy elegante. Abz, rafa

  2. 1. No todo el mundo es bueno.
    2. Desde que un ordenador se conecta a internet hasta que empieza a recibir ataques pasa menos de 1 segundo.
    3. Lo que tú seas no depende en absoluto de los comentarios que puedan aparecer en un blog. Sean halagadores, neutros o insultantes son producto de la persona que los escribe, de sus opiones, prejuicios o afectos. No hay más que leer los comentarios de una noticia de prensa en cualquier medio digital para comprobarlo.
    4. El nuevo blog tiene un aspecto fantástico.
    5. Sobre los asuntos más techies de contención de malandrines yo consultaría a nuestro común amigo «ex data».

    • lula dice:

      Erwin, he tenido que rescatar tu comentario del spam, desde luego que mi wordpress se le ha ido la mano con la paranoia.

      De acuerdo contigo en los tres primeros puntos puntos.

      El theme que he usado en el blog es muy sofisticado, es un acto de fe porque no entiendo bien como lo hace. Usa jquery que es too much para mi. HE MINIMIZADO LA BARRA DE SCROLL!!!!!

      Gracias por recordarme a nuestro buen amigo ex data, ahora mismito le hago la consulta técnica porque me voy a quedar ciega de mirar tanto al panel de control del hosting.

  3. Kotinussa dice:

    Ugh, qué miedito. Yo también tengo un sitio web y espero que no me pasen cosas de esas, porque no sabría arreglármelas como tú.

  4. loretahur dice:

    Me alegro un montón de que te pudiera el lado sentimental, porque este blog me ha dado grandes momentos y enormes carcajadas.

    En cuanto al lado oscuro, sólo hay una cosa clara en Internet: es la jungla. Pero a pesar de los sudores y los malos tragos, luego te quedas como Dios tras descubrir el entuerto tras las pesquisas. Te entran unas ganas enormes de hacerle un corte de mangas a la pantalla del ordenador… como si los maleantes estuviesen viéndote 😉

    • lula dice:

      Gracias a tu ayuda hice la mudanza del blog y gracias a la mudanza descubría a los malandrines, ergo:

      ¡gracias a ti descubrí a los malandrines!

      Ya solo me queda volver a escribir con regularidad que he perdido un poco el ritmo.

  5. Miren dice:

    Que satisfacción!!. Te volvemos a leer.
    Para los aprendices de blog, que te hayas enfrentado a los dragones de internet con esa valentía, que hayas rebasado charcos, charcas, bosques y, llegado al castillo, nos reconcilia con la tecnología.
    Para los que, además, somos disfrutadores nos vuelve al camino del hedonismo. Porque que no se equivoquen los críticos, aquí quien no busca un lugar donde disfrutar, «se lo debe hacer mirar».
    Siempre he admirado tu valentía al escribir, por lo bien que escribes, lo bien que comunicas y por lo bonito que los pones.
    Esperemos volver a leerte en breve.

    • lula dice:

      Muchas gracias!! que alegría leer lo que me pones. En cuanto me organice vuelvo a escribir en este blog tan querido ahora que he desalojado al lado oscuro del hosting .

      Tengo algunas ideas en la cabeza y supongo que no se me habrá olvidado escribir, que será como lo de ir en bicicleta..

  6. Helena dice:

    Gracias, gracias, gracias, creía que ya no iba a aparecer nada nuevo en la sección femenina. Estoy enganchadísima a tu blog, espero seguir disfrutando mucho tiempo.

  7. Hola Lula:
    Celebro tu regreso, que rompe un triste silencio de meses.
    Besos
    Miguel

    • lula dice:

      Gracias Miguel!!. Justo estaba pensando en escribirte para saber que tal tus vacaciones.
      No te extrañe si aparece algún articulo tuyo con mi nombre, aun no he terminado de hacer los ajustes manuales. Al realizar la migración tuve que ponerme como autor por defecto.

  8. Leo Borj dice:

    Entiendo el esfuerzo continuado que te está suponiendo mantener el blog «en condiciones» y «la rabia» que tiene que dar, pero confieso que he disfrutado como un enano con el relato de Piratas. Como dice Miren, por lo bien que escribes, lo bien que comunicas y por lo bonito que los pones.

    Que quede claro, que el disfrute es por el relato, no por el percance. Ya sabemos todos que en internet las ambiguedades las carga el diablo … mejor no sigo. 🙂

Responder a Helena Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.